5 consejos para planear el viaje perfecto

En ocasiones planear ese viaje con el que hemos soñado durante más de medio año para romper con la monotonía del día a día se hace más duro casi que la propia rutina. Sólo pensar en buscar en posibles destinos turísticos a los que ir y consultar miles de webs para buscar los aviones, hoteles y transporte ya se le quitan a uno las ganas de irse de viaje. Pero no desesperes, en Ama Viajes te damos 5 sencillos consejos que puedes llevar a la práctica para planear tu próximo viaje, poder disfrutar de él y no estresarte en el proceso.

Déjate asesorar e infórmate

Este es el primer y más importante de los consejos. Sobre todo, tómalo con tranquilidad y piensa en lo mucho que vas a disfrutar durante las vacaciones que vas a empezar a planificar. Una buena idea siempre es preguntar a amigos y conocidos sobre viajes que sabemos que les han ido bien para ver cómo lo han hecho y cuáles son nuestras opciones.

También puedes organizarlo por tu cuenta, pero siempre hay que recordar que consultar a profesionales del mundo de los viajes y del sector turístico te dará unas garantías que no vas a obtener de otra forma y te dará la seguridad de tener todos los aspectos de tus viajes asegurados: transporte, hoteles, visitas, etc.

Escoge el tipo de viaje

Se trata también de un punto importante, que va a depender mucho de tus circunstancias personales particulares. Variará si va a ser en pareja, sólo, con amigos o con la familia. También si eres más de playa, de montaña o de ciudad. Si quieres quedarte cerca o irte al extranjero. Es por ello que lo mejor es, como refleja el primer punto, dejarte aconsejar. Aquí recomendamos exponer estas circunstancias a tu agencia de viajes y que te aconsejen las posibilidades que más se adaptan a ti. Por ejemplo, en Ama Viajes planeamos viajes en grupo, para lunas de miel, escolares, de turismo rural, gastronómicos, de voluntariado, culturales, etc. ¡Las posibilidades son infinitas!

Una maleta infalible

Una vez tienes destino, hotel y un plan hecho de lo que quieres visitar es la hora de enfrentarse a la maleta. No hay que volverse loco y es importante recordar que en estos casos menos siempre es más. Seguro que te olvidas de algo, pero a dónde vas casi seguro habrá donde adquirir todo tipo de cosas, así que es mejor no ir cargado de más.

Aun así, hay imprescindibles que no deben faltar. Calcula las mudas que necesitarás y añádele un par más por si acaso. Consulta el tiempo que hará, pero ten opciones por si este varía. Enrolla la ropa en vez de doblarla, para evitar las arrugas y optimizar el espacio. Además, siempre es mejor llenar la maleta de un lado al otro y no del fondo.

Por último, pon en el lugar más accesible los líquidos, para poder quitarlos con facilidad (recuerda que deben tener las medidas establecidas por seguridad. Además, es recomendable tener en un compartimento externo tus documentos de identidad y relacionados con el viaje.

Recuerda: ¡Comodidad ante todo!

Empápate del lugar

Tanto cuando lo preparas, como cuando ya estás en tu destino piensa en todo lo que quieres experimentar. No te quedes en la experiencia típica del turista. Ni en los sitios que todo el mundo te ha dicho que tienes vi

sitar sí o sí. Viajar no significa hacer deberes.

Busca lugares y visitas alternativas y, sobre todo, relacionadas con aquello que te gusta. ¡Tú eres lo primero durante tus vacaciones! No tienes que ir a los lugares imprescindibles si, por ejemplo, a ti no te gusta la playa. Si no te gusta el arte contemporáneo no vayas a ese museo, por mucho que lo recomienden todas las guías. Cada lugar tiene muchísimas posibilidades y explorar y perderte en un lugar que no conoces también puede ser un placer. Crea un viaje único para ti.

Modo vacaciones ON

Desconecta. Olvídate de las preocupaciones y del trabajo. Deja el móvil al lado de la tumbona y úsalo sólo para tomar fotografías increíbles o para dar envidia del viaje que te estás pegando. No, en serio. Disfruta del viaje. Te lo mereces.